Reciclaje: Objetos cotidianos que podemos reutilizar para darles una segunda vida

En la lucha por conservar el medio ambiente, el reciclaje cobra cada vez más importancia. No sólo podemos reciclar llevando las botellas de plástico al contenedor amarillo, o el vidrio al verde; además de utilizar el punto limpio para aquellos enseres de gran tamaño de los que queramos deshacernos. El reciclaje también comprende otros conceptos que podemos aplicar a nuestro día a día e, incluso, emplearlos para concienciar al resto de amigos y familiares.

Seguro que en casa acostumbras a generar residuos como plástico, latas o papeles. No faltan por supuesto esos momentos en los que, al echar un vistazo a tu armario, te das cuenta de que has acumulado ropa de la que quieres desprenderte. ¿Sabías que muchos de estos productos se pueden reutilizar para darles una segunda oportunidad?

El concepto de reciclaje doméstico puede tener varios significados, y hoy hablaremos de aquellos materiales para reutilizar, convirtiéndolos de nuevo en elementos funcionales. Este tipo de acciones, manualidades con reciclaje, son perfectas para introducir a los más pequeños de la casa en el cuidado de nuestro planeta.

¿Qué materiales podemos reutilizar gracias al reciclaje doméstico?

Entre los productos que se pueden reusar encontramos una gran variedad de objetos del hogar. Desde la ropa vieja, latas o las clásicas bolsas de plástico. Con ellos podremos dar forma a objetos de todo tipo, ideales tanto para utilizar a modo de decoración o emplear en nuestro día a día.

Ropa vieja y toallas

A lo largo del año es normal que nos encontremos con la desagradable sorpresa de que ciertos pantalones se han quedado pequeños o esa camiseta que tanto nos gustaba está más desgastada de lo normal; algo parecido también ocurre con las toallas. Podemos alargar la vida útil de estos productos textiles de varias maneras.

Por ejemplo, la ropa que no queramos usar, ya sean pantalones, camisetas o toallas, pueden convertirse en fundas perfectas para las camas de nuestras mascotas. Otro de los usos ideales para este tipo de elementos es emplear unas tijeras para convertirlos en trapos para la limpieza.

Incluso, si te animas a emplear una máquina de coser, agujas e hilo; puedes transformar las camisetas y pantalones en otras prendas. Esta es una de las variantes más atrevidas y divertidas a la hora de reciclar la ropa. Tienes muchos ejemplos de estas transformaciones en redes sociales como Instagram. 

Alquilar de contenedores

Reciclaje de latas y vidrio

El vidrio es uno de los residuos que mejor encajan en el hogar a la hora de darles una segunda oportunidad. Pueden utilizarse para decorar el salón o la habitación, además de ser increíblemente recomendables para emplear como objetos de almacenaje. Por si fuera poco, también ofrecen la opción de ser personalizados. Las latas, en cambio, son mucho más moldeables. Con algo de habilidad pueden convertirse en lapiceros o moldes para galletas.

Botellas de plástico

Las botellas de plástico son por antonomasia uno de los residuos que más habitualmente generamos en casa debido al consumo de agua o refrescos. Al igual que otros materiales reciclables, las botellas ofrecen una amplia variedad de usos. Algunos de los más destacados son comederos para las mascotas o convertirlos en macetas, entre otros. Al igual que el vidrio, el plástico permite que podamos derrochar nuestra imaginación a la hora de personalizarlo.

Bolsas de plástico 

Las bolsas de plástico son, por mérito propio, una de las principales pesadillas en la lucha por el medio ambiente, causando estragos tanto en el mar, como en bosques y el resto de entornos. Podemos sacar un buen partido de las bolsas que habitualmente nos llevamos de la compra. Si tienes botes de pintura, las bolsas de plástico son ideales para lograr un cierre aún más hermético, evitando que el producto se estropee. Recuerda que las bolsas de plástico de la compra también pueden hacer las veces de bolsas de basura. Gracias a su tamaño son perfectas para dejar en pequeñas habitaciones o despachos.

Revistas y periódicos

A lo largo del año podemos acumular un buen número de revistas y periódicos que pueden no sernos útiles. La decoración de cajas y embalajes puede ser un buen punto de partida para reciclarlas. Emplear esas páginas sobre moda que tanto nos gustan o incluso el toque gris y negro de los periódicos es perfecto para decorar cajas, baldas, regalos, etc.