Empezar a reciclar en casa: ¿Cómo podemos hacerlo?

Reciclar en casa es una de las mejores maneras de cuidar nuestro planeta. En pleno 2020 es fácil encontrar los contenedores adecuados para cada tipo de residuo en las calles. En casa podemos separar la basura en varios cubos o bolsas, para mejorar su gestión. Con la crisis sanitaria del COVID-19 debemos poner especial atención a los residuos, especialmente si en nuestra casa contamos con un infectado por este coronavirus.

Antes de profundizar en la separación correcta de residuos según su tipo, conozcamos algunos trucos generales para facilitar el reciclaje en casa. 

Cómo reciclar en casa fácil: tips a tener en cuenta

Para introducir el concepto de reciclaje en el hogar debemos mentalizarnos para separar los residuos desde su origen, es decir, antes de generarlos. Para ello lo ideal es habilitar cubos o contenedores de reciclaje para cartón y papel, plásticos y tetrabriks, así como residuos orgánicos. Puedes tener varios de estos contenedores repartidos en casa, aunque la cocina es el lugar ideal. En la habitación o el baño, por ejemplo, podrías dejar un cubo centrado en el papel y cartón.

A lo largo del año puede darse el caso de tener ropa, zapatos o cualquier otro producto guardado en el armario que no necesitemos. Nunca está de más hacer una limpieza a fondo del hogar para desechar todo aquello que no nos haga falta y, dicho sea de paso, ganar algo de espacio. Siempre tendremos la opción de donar estos productos, pero de no poder hacerlo, el mejor lugar para ellos es un punto limpio.

Las medicinas también son otros de los desperdicios que habitualmente terminan en el cubo de la basura y no deberían hacerlo. Al contrario que la ropa, muebles o residuos diarios, las medicinas deben depositarse en un punto Sigre, que encontrarás sin problema en las farmacias.

Involucrar a todos los miembros de la familia para aprender cómo reciclar bien es uno los puntos más importantes. A los adultos no nos llevará más de unos segundos memorizar el proceso. En lo que a los más pequeños de la casa se refiere, éstos se sentirán auténticos protagonistas, incluso lo entenderán como un juego si les enseñamos dónde depositar cada residuo.

¿Qué se puede reciclar en el hogar?

A lo largo del día podemos generar un buen número de residuos, especialmente orgánicos o plástico. Recomendamos encarecidamente contar con hasta tres contenedores para reciclar en casa, enfocados a depositar los residuos. El contenedor amarillo está enfocado a los plásticos, por lo que puedes emplear una bolsa del mismo material como depósito. El contenedor azul estará centrada en la recogida de papel y cartón. Es importante que para este contenedor utilices una bolsa de papel o vacíes el contenido cada vez que acudas a bajar la basura. El contenedor verde es para el vidrio. Eso sí, debemos saber que las bolsas que utilices para estos residuos deberá ser depositada a posteriori en el contenedor adecuado. Por último, el contenedor gris es para los residuos orgánicos, el más habitual entre los servicios de recogida municipal.

¿Qué puedo tirar en el contenedor gris (orgánicos)? 

  • Pañales
  • Cristales (ventana y espejos)
  • Restos de alimentos
  • Cerámica
  • Porcelana
  • Fotografías
  • Papel (higiénico, cocina, servilletas sucias) 

¿Qué puedo tirar en el contenedor azul? 

  • Sobres
  • Libretas
  • Hueveras de cartón
  • Periódicos
  • Revistas
  • Folios usados
  • Carpetas
  • Cartón
  • Cartulina
  • Cajas de cartón 
  • Bolsas de papel

¿Qué puedo tirar en el contenedor verde?

  • Botes de perfume
  • Botes de cosméticos
  • Recipientes de vidrio
  • Frascos de conservas
  • Botellas de vidrio

¿Qué puedo tirar en el contenedor amarillo? 

  • Papel de aluminio
  • Tapas y tapones de plástico 
  • Envases de productos lácteos
  • Platos desechables
  • Vasos desechables
  • Recipientes de plástico enfocados al aseo y limpieza
  • Bandejas de corcho blanco 
  • Botellas de plástico
  • Bricks
  • Latas de bebida 
  • Latas de conservas
  • Bolsas de plástico (supermercados, tiendas…)