La duda más común: ¿dónde tirar las pilas gastadas para no contaminar el planeta?

Las pilas son uno de esos productos que, a pesar de la presencia de las baterías, seguimos utilizando en nuestro día a día. Es habitual que cuando éstas dejan de ser útiles, nos hagamos la gran pregunta: ¿dónde tirar las pilas? Un error más común de lo que imaginamos es  pensar que deben de ir al cubo de la basura. Las pilas, no gestionadas de forma correcta, pueden ocasionar un gran peligro para nuestro planeta. Para que te hagas una idea del riesgo que suponen, una sola pila alcalina puede contaminar hasta 167.000 litros de agua. La situación no hace más que empeorar en el caso de las pilas de mercurio. Una pila de esta categoría puede contaminar hasta 600.000 litros de agua.

¿Dónde se pueden llevar las pilas usadas?

Si arrojamos las pilas desechadas a la basura, éstas acabarán en un vertedero. Es aquí donde comienza el proceso de contaminación. A medida que pase el tiempo las pilas perderán sus carcasas dejando escapar su contenido. Este tipo de productos están compuestos por metales tan peligrosos como el litio, el cadmio o el mercurio entre otros. Una vez filtrados al suelo, estos materiales terminarían llegando a terrenos y áreas en las que los animales se alimentan, además de granjas y cultivos. Por tanto se produciría un daño al planeta y a todos los seres vivos que lo habitan: personas, animales y plantas.

Por ello debemos aportar nuestro granito de arena y prestar atención a este residuo. Existen diversos métodos para, una vez han concluida su función, mantener las pilas a buen recaudo sin que supongan un riesgo, tanto en el hogar como fuera de él. Entre las pilas más usadas encontramos las pilas de botón, es decir, aquellas que podemos ver en relojes. No te dejes engañar por su reducido tamaño, pues son sin lugar a dudas las más contaminantes de todas. Por otro lado, podemos encontrar las pilas de petaca o cilíndricas, que son las más comunes, y también las baterías de móviles, que destacan por estar compuestas por níquel y cadmio.

Si has aglutinado un buen puñado de pilas usadas en casa y quieres deshacerte de ellas, lo mejor es usar los contenedores especiales destinados a su reciclaje.. Las pilas también se pueden depositar en los puntos limpios o en tiendas que hayan habilitado dicha función como supermercados, comercios de electrónica, estudios fotográficos, etcétera.

Alquilar contenedores para escombros en A Coruña

¿Cómo se reciclan las pilas y baterías usadas? 

En el tratamiento de las pilas encontramos dos métodos en función del tipo de pila o batería..

Gestión de las pilas de botón: Las pilas son cargadas en un contenedor para proceder a la separación del casquete metálico y el mercurio.

Gestión de pilas convencionales: Las pilas son sometidas a varios procesos de refrigeración con nitrógeno para pasar por las diferentes etapas de trituración. Por último se separarán los diversos materiales que componen estas pilas como plástico, papel, así como metales férreos y no férreos.

A nivel empresarial, las pilas de origen industrial deben estar alejadas por completo de entrar en contacto con otros materiales o residuos. Esperamos que tras estas observaciones tengas ahora más claro dónde tirar las pilas la próxima vez que quieras deshacerte de ellas.